Camara de Comercio Peruano Británica

SÍGUENOS EN: facebook twitter youtube linked in google + ENGLISH english

NOTICIAS

Miller: Símbolo de la unión y fraternidad entre Peruanos y Británicos

27 de Octubre, 2017


Entrevista al Coronel de Caballería Enrique Gargurevich, Director de la Comisión Permanente de Historia del Ejército de Perú

¿Fue importante, para ustedes como Ejército, la contribución de los británicos en la Independencia?


Sí, los soldados británicos eran, después del término de la guerra napoleónica, los mejores soldados del mundo por sus capacidades técnicas y tácticas que habían adquirido en estas guerras. Como bien sabemos, Napoleón, que tenía el mejor ejército del mundo, es vencido en 1815 exactamente en junio, en la batalla denominada Waterloo. Entonces, se constituyen los mejores ejercitos del mundo, porque habían vencido a los ejércitos de napoleónicos, pero sucede que al término de estas guerras, muchos oficiales se quedan sin empleo porque obviamente con la Paz de Viena se firman una serie de tratados que ordenaban o hacían un equilibrio en europa. Entonces, se suponía que ya no iban a haber guerras; por lo tanto, oficiales como William Miller que habían estado en muchas acciones y sucesos de la Guerra de Independencia española, donde había tropas británicas, se quedaron sin una colocación, sin un destino.


William Miller viaja a EE.UU donde se está desarrollando una guerra, denominada Guerra Angloamericana, que se desarrolla entre 1812 y 1814. Estamos hablando de cuando William Miller era un muchacho, él a los 16 años inicia sus actividades bélicas como cadete. En 1812 tenía él 17 y en el 14 tenía 18 años, era un muchacho, pero él ya era un combatiente fogueado porque había estado en varias acciones de la guerra de independencia española, como por ejemplo el tercer sitio de Badajoz, el sitio de San Sebastián, la Batalla de Vitoria. Siendo muy joven, habiendo ingresado recién hace dos años al ejército británico en el arma de caballería, él ya era un combatiente experimentado. Participa de la Guerra Angloamericana en 1814 y retorna a Reino Unido y se dedica por unos cuantos meses a los negocios, pero él se percata que no era lo suyo, lo suyo era la carrera militar.


En 1817 retorna a América y lo hace por la vía sur y llega a Buenos Aires. Son muy pocos británicos los que llegan a Buenos Aires, la mayoría de ellos por la proximidad con el Atlántico van a Nueva Granada en Venezuela, incluso conforman una legión, que se llamaba la Legión Británica, cuyo principal batallón era el Batallón Albión. William Miller obtiene un empleo como capitán de artillería en el ejército El Libertador. Él inicialmente pasa la cordillera con San Martín y luego participa en tres acciones importantes en Chile: La Batalla de Chacabuco, la Batalla de Cancha Rayada y la Batalla de Maipú. Estamos ante un oficial técnica y tácticamente profesional con pocos años, porque como te digo en 1817 él tenía recién 21 años, era un joven y era capitán.  



En cuanto a su influencia ya en el ejército peruano, junto con él, y tal vez otras personas más, ¿Quiénes brindaron su contribución al ejército peruano en sí?


Continuando con la historia de William Miller, pasa a conformar parte de la expedición libertadora como edecán, junto con otro británico de origen irlandés el capitán O'Brien. Miller tenía ya el grado de sargento mayor, asciende a Teniente Coronel después de los sitios de Valdivia y Chiloé, y viene acá al Perú en esos grados superiores. Estando acá en el Perú, asciende a Coronel, pasa a integrar las filas del Ejército del Perú y cuando se declara la Independencia el 28 de julio de 1821, San Martín decide conformar un cuerpo militar que fuera eminentemente peruano, entonces se crea la Legión Peruana de la Guardia. El oficial que tenia mas experiencia en la guerra napoleónica justamente era William Miller, porque él venía de combatir en Europa. Por eso, es que San Martín le otorga la organización de esta importante unidad. Estas legiones de la guardia eran cuerpos que tenían fuerzas de las tres armas: batallones de infantería constituidos en regimientos, escuadrones de caballería constituidos también en regimientos y lo que se denominaba antes compañías de artillería, en este caso era artillería a caballo, porque era artillería volante. El jefe nominal,0 si bien es cierto, era el marqués de Torre Tagle, el jefe operativo de esa unidad era William Miller, que ya tenía el grado de coronel. Él se encarga de organizar este cuerpo tan importante para la historia del Ejército del Perú a la usanza de lo que se empleaba en las guerras napoleónicas. Él coloca toda su experiencia organizativa en conformar a estos dos batallones de infantería, escuadrones de caballería y esta compañía de artillería volante. Él era un experto en organización a parte de sus cualidades demostradas en las batallas que he relatado anteriormente. Eso le permite a él tener, organizar y disponer para el ejército del Perú un cuerpo con alta capacidad de preparación, en vista de que destacaba los cánones militares de la época en estas legiones de la guardia. Podemos decir que la contribución de William Miller al ejército peruano fue decisiva, se formó el embrión  a través de esta Legión Peruana de la Guardia.


¿Qué lo caracterizó como militar?

Como militar, fue su arrojo, su valor. Era un oficial que en el combate se transformaba. En La Paz era un caballero que era sensible con sus subordinados, era muy consecuente con el enemigo, él trata muy bien a los realistas que eran capturados. No se le veía ese ensañamiento que tenían los combatientes producto de la emancipación, sino era más bien un combatiente muy alturado, que se hacía amigo de los prisioneros. Era prácticamente un caballero medieval salido de esa época y trasladado al siglo IX. Era muy querido por sus soldados, reverenciado por sus enemigos y apreciado por su jefe. San Martín lo nombre edecán después de la batalla en chile y tienen una amistad por toda la vida desde que se conocen. En el combate Miller era como un león, se transformaba, tenía bastante arrojo. Esto se evidencia en las acciones que participa tanto en la campaña de Chile, en Valdivia, en la toma de Chiloé y, posteriormente, en las batallas de Junín y Ayacucho. Miller es el que dirige la carga de los patriotas junto a Necochea y se logra la victoria en Junín. Posteriormente, en Ayacucho dirige también una carga decisiva.Él no espera órdenes del mariscal Sucre y dirige una carga que logra estabilizar el frente y esta carga constituye un punto de quiebre entre el frente realista y los patriotas que avanzaban a la contra ofensiva. Gracias a esta carga de Miller se logra la victoria de la batalla de Ayacucho que selló la independencia de Perú y América. Puedo decir que era un excelente combatiente, muy aguerrido, con bastante valor, y en la Paz un noble caballero.


En cuanto a su relación con la civilidad, fuera de la milicia, de su trabajo como militar, ¿cómo se le veía, cuál fue la relación que tenía con la civilidad?


Miller alternó la función militar con la administrativa y diplomàtica. Inicialmente, al término de la Independencia fue nombrado Gobernador de Potosí. Antes de la creación de esta República, Potosí era el enclave más importante del alto Perú, porque ahí estaba la producción de las minas de plata y  tenía una importancia estratégica para los ejércitos patriotas. Allí es donde Bolívar envía a Miller como gobernador, es una misión eminentemente administrativa, se transforma de un soldado, tiene que cambiar el sable de caballería por la pluma para poder gestionar adecuadamente esa gobernación, esa provincia, y lo hace muy bien. Lo hace prácticamente durante un año hasta que al término de ese periodo viaja nuevamente a su tierra, Reino Unido, para poder restablecer su salud, porque comprenderás que tenía casi unos 10 años combatiendo sin cesar en todo este periodo de las guerras de la emancipación. Su salud estaba muy deteriorada y, aparte de eso, Miller no se casó aquí en América, porque todo lo que ganaba lo enviaba para la manutención de su madre que había quedado viuda cuando él era muy joven, y a su hermano John, que justamente es el que escribe estas historias importantes. Él era una persona muy dedicada a su familia, a su madre y a su hermano, e inclusive San Martín visita en 1828 a la mamá de Miller que estaba viviendo en Reino Unido, y le expresa los parabienes de todas las acciones que había desarrollado su hijo en las guerra de la emancipación y le indica que era un excelente soldado. Después de estar de Gobernador de Potosí, retorna nuevamente al Perú y es nombrado en 1831 gobernador del Callao. También desarrolla una excelente función administrativa dotando a este puerto importante de infraestructura, construye servicios de agua potable, desagüe, para mejorar la vida de los habitantes del puerto, y crea escuelas, crea bibliotecas. Él era una persona muy culta, como San Martín, una persona autodidacta, Miller hablaba varios idiomas. Luego, cuando está sirviendo bajo las órdenes de Santa Cruz en 1835 tiene una función consular, una función diplomática. Es enviado al Ecuador para que se haga un tratado con la naciente  república del Ecuador. Cuando cae la confederación en 1839, vuelve a retornar al Reino Unido y ahí le dan el consulado de las Islas del Pacífico con sede en Hawai en donde se desempeña algunos años. Podemos decir que él, entre sus muchas habilidades, combina la función militar con la función administrativa y la función consular o diplomática.


A parte de tener una excelente reputación como militar, tuvo muchos valores …

Miller era una persona muy honesta, así como llegó a América con unos pocos centavos, también se fue de América así. No hacía ostentación de riquezas, era una persona muy asequible. En las guerras de la Independencia se le retrata permanentemente con su poncho,  que le regala un hacendado de la sierra central.


¿Hay alguna anécdota del general Miller que usted considere importante?


Por supuesto, Miller tiene muchas anécdotas, durante su vida y por la cantidad de lugares que visitó y por la cantidad de campañas en las que estuvo dentro del contexto de las guerras de la Emancipación, e inicialmente en las guerras napoleónicas, tuvo muchas anécdotas, pero con la que yo me quedo es cuando él le entrega a un soldado que estaba un poco enfermo, su adorado poncho, un poncho especial de alpaca. Él ve que el soldado estaba sufriendo los embates de una fiebre, se desplazaba cargado por sus compañeros. Entonces Miller se despoja del poncho y le entrega a este soldado para que se abrigue. Este gesto de desprendimiento denota la grandeza del alma de este gran oficial británico peruano.



¿Qué inspira el legado de Miller a un militar actualmente?


Nos inspira la capacidad de asumir nuevos retos y nuevos roles, porque a pesar de que en los ejércitos de la época napoleónica estaba especificado que un oficial podía cambiar de arma, no era lo normal. Si un oficial iniciaba en el arma de infantería, seguía toda su carrera en tal arma. Él, por su inteligencia, su capacidad profesional, él alterna. El inicia en el arma de caballería en las guerras napoleónicas, en la Guerra Angloamericana y posteriormente cuando llega a América parece que no encontró plaza como oficial de caballería y le dan el arma de artillería, se desempeña ahí hasta las primeras batallas de la Independencia de Chile. Luego, pasa a comandar las fuerzas que estaban embarcadas con  Cochrane, ahí es otra capacidad multifacética que tiene él: hace las veces de infantería y marina. Luego llega al Perú, desarrolla campañas en el arma de caballería. Cuando se crea la Legión Peruana de la Guardia le encargan la formación del batallón de infantería y luego para finalizar él, en las batallas de Junín y Ayacucho, estuvo comandando desde su arma que era el de caballería. Entonces en ese sentido, queda el mensaje para los jóvenes, los niños, que se pueden asumir retos siendo una persona capaz, que está preparada para tener esa flexibilidad de no decir “no” a los retos que se vienen, eso por un lado.

Por otro lado, su don de gente deja también una lección, porque como dije hace un momento, era idolatrado por jefes, admirado y querido por sus subordinados y hasta por los mismos enemigos. Lo querian, era uno de los oficiales más queridos, tal es el caso que en el cuadro de la Capitulación de Ayacucho, que labora Daniel Hernández, está William Miller dentro de los oficiales que están firmando el acta de Ayacucho. Es el único europeo de origen británico que está ahí presente en la capitulación, porque tenemos los que se rendían que era  los  dos españoles Canterac y Valdés. Están los otros jefes y oficiales, patriotas, rodeando al general Sucre y tenemos a William Miller con su característico poncho y con su sable de caballería sentado en una silla de cuero, observando el acto en sí de la capitulación de Ayacucho. Esto es muy importante, porque evidencia la confianza que le tenía a los jefes para hacerlo partícipe de ese momento importante como es la capitulación de Ayacucho.  Tenemos en sí un personaje, que si bien es cierto, es real, es histórico y está documentada toda su vida. Su vida realmente parece sacada de una novela, una novela épica, por todos los lugares que recorrió,  por todas las guerras  batallas en las que estuvo y por todas las cosas que hizo en vida. Cuando el fallece, le encuentran dos balas de fusil en el  hígado y le encuentran también  22 heridas de sable y de bala. Quiere decir que fue un guerrero de esos que se asemejan al del imperio romano y griego, eso nos dice que fue un soldado leal a sus principios y que él realmente él combatió, cuando había que afrontar la situación él tenía que tomar esas acciones y enfrentar a sus enemigos.  Él recupera el grado de mariscal, que le había otorgado el Ejército del Perú, después de algunos años y luego de estar unos años acá en Perú él fallece. De todos los países en los cuales él estuvo, él fallece acá en el Perú, que es el país que más quiso y también el país que más lo quiso. Por eso, Miller viene a ser el símbolo de la unión y la fraternidad que hay entre los peruanos y los británicos, él materializa eso y ese es el objeto de la investigación que estamos realizando en estos momentos.

-